LA CASA DE LAS FLORES

CASA-DE-LAS-FLORES

La Casa de las Flores fue el lugar donde se cultivaban plantas delicadas y donde se guardaban unos pequeños naranjos, que cultivados en macetas, se ubicaban adornando las fachadas del palacio, tal y como se hacía en Versalles.

Este edificio fue diseñado por Teodoro Ardemans en estilo barroco castizo madrileño. Se compone también de un hermoso jardín con un parterre de broderie al estilo de los que había en tiempos de Felipe V y una espectacular verja de hierro forjado del siglo XVIII.

Este conjunto, casa y jardín, ha sido restaurado hace unos años y hoy en día es un espacio plovalente que se utiliza para acoger conciertos, cursos, conferencias entre otras actividades.