CAPILLA DE SAN JUAN NEPOMUCENO

CAPILLA S.JUAN NEPOMUCENO

Construida en la época de Carlos III, se desconoce con exactitud la fecha de construcción, actualmente es de propiedad privada y destinada como galería arte, pero su en su momento fue un edificio estrechamente ligado a la historia del Real Sitio de San Ildefonso.

La peculiaridad de esta capilla está en que tuvo una reliquia del Santo Juan Nepomuceno, remitida por el Cabildo de Praga. El culto a este mártir comenzó a propagarse por Europa a partir del año 1728, siendo devotos del mismo los maestros vidrieros alemanes y checos que vinieron a trabajar a la Real Fábrica de Cristales.

Tiene planta rectangular y nave única, con adornos en el exterior y una espadaña sobre el tejado que delata el aspecto religioso de dicho edificio.

 

FUENTE DEL MALLO

En la parte de detrás de la capilla se encuentra uno de los rincones más sugestivos del municipio, la Fuente del Mallo que recibe agua de dos manantiales de los Jardines del Palacio Real. Se dice que existió desde los inicios del Real Sitio y que de ella sale agua fría en verano y templada en invierno.