EL PINAR Y MONTES DE VALSAÍN

 

Dada la riqueza de sus valores naturales, estos parajes fueron duramontes-de-valsainnte la Edad Media fuente de conflictos  por su explotación. Segovia y las poblaciones de su tierra tenían derecho a explotar comunalmente el bosque. Enrique III y Enrique IV de Castilla se reservaron el aprovechamiento de la caza y su ejemplo lo siguieron Carlos V y Felipe II. En 1541 se prohibió en ellos la caza, la pesca y corta de acebos, robles y fresno, por lo que se puede considerar el primer espacio natural protegido de España. Desde que Felipe V fundara el Real Sitio de San Ildefonso, las necesidades de productos del monte aumentaron. En 1761 Carlos III compró los montes a la Ciudad  y Tierra de Segovia, pasando a formar parte del patrimonio de la Corona y posteriormente del Patrimonio Nacional.

Los Montes de Valsaín enclavados en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama ocupan una superficie de 10.672 hectáreas y son, en la actualidad, un ejemplo de gestión y sostenibilidad en el aprovechamiento de los recursos naturales, haciendo compatibles la obtención de madera  de primera calidad con la conservación de especies animales y vegetales. No en vano, la última Cumbre sobre la protección de Bosques en Europa, durante la Presidencia Española de la Unión Europea, en 2010, se realizó en este municipio.

En el año 2013 el Real Sitio de San Ildefonso fue declarado Patrimonio Mundial como Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Ligados al Pinar y los Montes de Valsaín se destacan el Real Aserrío, el Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM) y el Centro de Visitantes Valle de Valsaín-Boca del Asno.

Vegetación


montes-de-valsain-1
La vegetación de estos parajes es variadísima, junto al pino y al roble, conviven encinas, tejos, acebos, chopos, avellanos, sergales, mostavos...Los arbustos más habituales son el piorno, el javino, el brezo, la retama, la estepa y el cambroño.

Existen catalogados hasta un total de 800 especies arbóreas, sin olvidar la extraordinaria variedad de plantas aromáticas y la singular riqueza micológica: níscalo y boletus edulis... principalmente.

La existencia de más de cien especies de aves nidificantes, motivó su declaración en 1987 como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y su inclusión en la Red Natura 2000 de espacios protegidos de Europa.

Entre los mamíferos, destaca la presencia de nutrias, corzos, jabalíes y murciélagos.

En el río Eresma y sus arroyos abunda la codiciada trucha autóctona y multitud de anfibios.

 

El inmenso monte y pinar de Valsaín está abierto para el disfrute de todos, una buena manera de descubrirlo es a través de sus inumerables rutas por la naturaleza. La Oficina de Turismo, dispone sendas para recorrer La Granja de San Ildefonso y los Montes de Valsaín.